Vamos Juntos IAP Levanta La Voz en Apoyo a la Discapacidad en el Sur del Estado

Alejandro Durán, mejor conocido en Ticul como “Tito”, es un verdadero ejemplo de superación de obstáculos y de a mor a la vida y es el presidente de Vamos Juntos IAP, agrupación que apoya a las personas con discapacidad motriz en Ticul y sus alrededores.

  

Hace 15 años sufrió una caída de un árbol de huano dándose un tremendo golpe en la espalda. Los primeros días des pués de este accidente,ya no sólo era el dolor insoportable,sino de pronto sentía entumecimientos en esa área, calam bres incluso en las piernas, hasta que un día perdió por completo la movilidad en ambas piernas.

“No sabía qué hacer, me preguntaba porque Dios me había enviado este sufrimiento, pero pensé en mis hijas, quie nes estaban en etapa escolar y que debían ser apoyadas por su padre quien tenía que vencer la depresión y salir ade lante. Por ello, desde hace unos años que tengo esta pizzería Miguelo’s para que mis hijas estudiaran licenciaturas, una de ellas ya terminó Enfermería y la segunda pronto lo hará con Gestión Empresarial”- relata “Tito” con los ojos brillosos por contenerse las lágrimas.

   

Tito no sólo pensó en ayudarse a sí mismo, sino a las demás personas en su misma situación. Comenzó a viajar a Mérida en taxi, buscaba como llegar las reuniones, los talleres de capacitación, las pláticas de asesoría, hasta lograr formar la asociación Vamos Juntos IAP.

“Actualmente, somos varias personas quienes buscamos la manera de generar nuestros propios recursos, elaborando artesanías, preparando comida, realizando manualidades, bordados y muchas más actividades que permitan contar con artículos para vender.

 

“Contamos en la actualidad con una construcción sin poder terminar pues aunque ya levantamos algunas paredes y cuartos, requerimos cemento, vigas y sobre todo mano de obra. En esta misma propiedad, donada por la iglesia fran ciscana, tenemos una palapa donde nos reunimos para trabajar, hablar sobre planes futuros y sobre todo, compartir nuestras vivencias y necesidades como comunidad”- señala el buen Tito.

             

“Pero hay muchas más necesidades diarias como pañales para adulto, medicamentos, artículos de higiene personal, despensas y sobre todo, contar con un ingreso que nos permita contar con recursos para enfrentar alguna eventuali dad y planeamos una jornada de recaudación con el apoyo de muchos de nuestros amigos y amigas”.

“Hacemos un llamado a la población no sólo de Ticul y del sur del estado, sino de todo Yucatán para que se unan a este llamado por todas las personas con Discapacidad Motriz. Es imperante para nosotros que se terminen de cons truir nuestras instalaciones para poder contar con un lugar más digno para reunirnos, en donde la población nos ubique pero sobre todo, las personas que requieran nuestra ayuda, acudan a nosotros.”

“En el mes de marzo tenemos programado realizar un certamen denominado Señorita Vamos Juntos en donde se mostrarán las habilidades de chicas jóvenes que buscan que la gente las considera capaces de trabajar y desarrollar ciertas habilidades como el resto de la sociedad”.

   

“Un día antes, llevaremos a cabo la Caminata Familiar Vamos Juntos IAP, en donde buscamos que sea un momento grato de convivencia, de solidaridad y principalmente de promoción de una verdadera cultura de la inclusión, en don de las barreras físicas, la diversidad de pensamientos y demás diferencias entre la sociedad no representen un impedi mento para que vivamos todos y todas en armonía.

“Magaly, una de nuestras integrantes que trabaja la alfarería junto con su familia, para ganarse el sustento diario, fue la encargada del diseño y la posterior elaboración de las medallas conmemorativas que entregaremos a los participan tes, producidas por sus propias manos”- señaló el Presidente de Vamos Juntos IAP.

        

“Hay muchas personas como yo, que sufren una discapacidad y no ven una salida para su condición y contar con ele mentos que mejoren su calidad de vida, pero afortunadamente con el apoyo de mi esposa, de mis hijas, de gente que me prodiga su cariño y que cree en mí, como la maestra Alejandrina Pinzón, es que no descansaré hasta ver levanta do nuestro edificio, el cual deseo de todo corazón, sea como un faro que guíe y atraiga a más beneficiarios y nunca más se sientan solos.”- finalizó Tito Durán.

Dejanos tus comentarios. Tu opinion es muy importante