NO HAY REBROTE EN YUCATAN: DATOS FEDERALES CORRESPONDEN A LA SEMANA EPIDEMIOLÓGICA 26 Y LA DEL SEMÁFORO ESTATAL ES 28: “HAY UN MARCADO DESFASE” —MAURICIO SAURI VIVAS

-El Secretario de Salud Sauri Vivas hace un nuevo llamado a no bajar la guardia: “Es responsabilidad de cada uno que podamos seguir avanzando”.

-El semáforo epidemiológico estatal lo conforman cinco indicadores, mientras que al federal sólo cuatro, lo que permite una toma de decisiones más apegadas a la realidad.

Mérida, Yucatán, a 10 de julio de 2020.- En Yucatán se lleva un control epidemiológico puntual, apegado a datos actualizados con rigor y profesionalismo, declara el titular de la Secretaría estatal de Salud, Mauricio Sauri Vivas. Incluso, añade, el semáforo epidemiológico estatal está conformado por más indicadores que el semáforo federal: “El de Yucatán lo integran cinco indicadores, mientras que el federal sólo cuatro”.

En los últimos 7 días, hace énfasis el funcionario estatal, las admisiones diarias a los hospitales de pacientes con coronavirus bajaron de 45 a 40. Ese mismo sentido, los resultados de cuatro de los cinco indicares del semáforo epidemiológico estatal marcan descenso esta semana última semana con respecto a la anteriormente reportada, lo que ha permitido a Yucatán mantenerse en la “ola 1” de la reactivación económica.

El funcionario estatal igual explica que los datos presentados hoy por las autoridades de salud federales corresponden a la semana epidemiológica 26, que cerró el pasado 27 de junio. “Entonces”, señala Sauri Vivas, Yucatán tenía una tendencia al alza y la cantidad de nuevos contagios que puede generar un caso positivo era de 1.6. Esta tendencia se está estabilizando, tal y como se dio a conocer ayer, jueves 9 de julio, cuando presentamos el semáforo estatal de la semana epidemiológica 28, que refleja que la cantidad de nuevos contagios que puede generar un caso positivo es de 1.4.

La información proporcionada por autoridades federales corresponde a la semana epidemiológica 26, mientras que la del semáforo estatal a la 28: “Hay un marcado desfase”, compara Sauri Vivas.

Los indicadores que conforman el semáforo estatal nos brindan un panorama muy claro de los avances y retrocesos del coronavirus, declara Sauri Vivas. “Hemos sido enfáticos al respecto: Es responsabilidad de cada uno de nosotros que podamos seguir avanzando, ya que si bajamos la guardia y los contagios aumentan, nos veremos obligados a retroceder en la reapertura”.

Ciertamente hay un aumento de contagios, mismo que se está monitoreando, añade Sauri Vivas. Este aumento de contagios se debe, entre otros factores, al inicio de la reactivación económica. “Por eso es muy importante recalcar en la responsabilidad individual de cada uno de nosotros, en la necesidad de seguir de manera estricta las reglas de higiene y sanidad, en evitar exponernos a esta enfermedad”.

Sauri Vivas recuerda que en esta fase de la epidemia, personal del Sector Salud estatal ha aplicado pruebas para detectar coronavirus en lugares determinados y estratégicos “con el objetivo de proteger la salud de los yucatecos y preparar un retorno seguro a diversas actividades”.

La norma de la Federación marca que se deben realizar pruebas al 10% de los pacientes sintomáticos sospechosos y en Yucatán hemos duplicado ese porcentaje hasta un 20%. “Este aumento de número de pruebas ha implicado”, por tanto, “un mayor número de casos confirmados, que se reflejará en los partes médicos durante la implementación de estos operativos”, sostiene.

Esta detección rápida y oportuna igual se ha reflejado en un tiempo de permanencia mayor de los contagiados en los hospitales, “y que Yucatán sea uno de los estados con menos decesos del país, por debajo de la media nacional”, asegura el secretario estatal.
Entre las acciones que han contribuido a mantener el semáforo estatal en color naranja es el inicio del funcionamiento del Hospital provisional habilitado en el municipio de Valladolid, con la admisión de los primeros 13 pacientes con Coronavirus, quienes ya se encuentran recibiendo la atención médica oportuna.

Este nosocomio temporal, el cual fue instalado en tan solo 25 días, forma parte del proyecto de ampliación hospitalaria que implementa el Gobierno del Estado en previsión de un crecimiento significativo del número de contagios en Yucatán y cuenta con 100 camas destinadas a atender a personas con este padecimiento y procurar la salud de los yucatecos en el oriente del estado durante la actual contingencia sanitaria.

El Gobierno del Estado de Yucatán también ha contribuido a que los hospitales federales puedan cumplir con su objetivo, al entregarles insumos y equipos médicos. Esta administración estatal ha entregado al Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (HRAEPY) 74 ventiladores y 40 monitores de signos vitales; a la delegación estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 30 ventiladores y 30 monitores, y a la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del IMSS, 20 ventiladores y 20 monitores, así como material de protección para el personal y otros artículos.

Al ISSSTE en Yucatán se le han entregado 10 ventiladores, termómetros conocidos como “Infrarrojo de pistola”, así como 340 kits de protección clínico desechables conformados por bata clínica, gorro clínico y zapatos quirúrgicos. Recientemente también se le otorgó a este instituto del Gobierno federal 10 monitores y 500 cubrebocas.

Las autoridades federales de salud reconocieron hoy que no van a presentar su semáforo nacional “porque hay inconsistencias en los datos.»

Dejanos tus comentarios. Tu opinion es muy importante