Muros de intolerancia: Entre la Xenofobia y la Xenofilia

    Ernesto Guerra de la Peña- Politólogo

Integrante de  la Asociación Nacional de Estudiantes de Ciencias Políticas y Administración Pública. (ANECPAP- Yucatán)

En la actualidad la sociedad se ha visto afectada por la aparición de líderes mundiales de tinte extremista, los cuales han promovido durante sus discursos la idea de repudiar, discriminar y excluir a quienes no son pertenecientes de nacimiento a un cierto país o estado. Estas personas en muchas ocasiones son tratados como “Los otros” o “ajenos” a los grupos sociales. En esta siguiente conversación entre Sofía y su abuelo se aborda un caso de xenofobia que ocurre en un salón de clases.

— Abuelo, recurro a ti porque sé que siempre me ayudas cuando tengo muchas dudas. En esta vida surgen en mí más preguntas que respuestas.

Te quería contar algo que me sucedió hoy durante clases que realmente me sacó mucho de onda. Llegaron dos com pañeros de intercambio: Drake de Canadá y Mario de Tabasco. Me llamó mucho la atención la diferencia con la que mis compañeros y maestros los trataron. Mientras que con Drake fueron amigables y mostraron interés de conocerlo, a Mario por el contrario le costó mucho trabajo adaptarse, debido a que muchos alumnos no se le acercaron y cons tantemente se referían a él con el término “fuereño”. No entiendo por qué los tratan con tanta distinción.

—Agradezco que te hayas acercado a mí para aconsejarte y valoro que me preguntes. En este mundo las personas ya no cuestionan casi absolutamente nada, admiro mucho esa cualidad tuya. Lamento decirte que estas dos situaciones a las que haces referencia suelen suceder diariamente en nuestro globo terráqueo. De manera específica, a los térmi nos a los que me referiría con lo que me cuentas, son la xenofobia y la xenofilia, las cuales son opuestas la una a la otra. Mientras la primera se refiere “al miedo o repugnancia a alguien extranjero”, que en este caso lo veríamos al trato excluyente que tus compañeros le dieron a Mario, la segunda se refiere: “al excesivo trato bondadoso hacia una persona que es extranjera”, normalmente se da cuando esa persona proviene de un país o lugar reconocido mundial mente, esto por pensar que se pudiera sacar alguna ventaja de esa relación a futuro, como es la atención que le brin daron a Drake.

—Gracias abuelo, creo que con esos conceptos que me explicas ya puedo entender un poco más la situación que se vivió en mi salón. Pero ¿por qué a Mario lo trataron tan distinto si él vive en el mismo país que nosotros?

—Cuando hablamos de xenofobia nos referimos a una serie de manifestaciones discriminatorias hacia un individuo o a muchos,los cuales no necesariamente tienen que ser de otro país,como es el caso de Mario,quien es de Tabasco. Mu chas veces la persona que viene de otro estado a Yucatán o a otros destinos es vista como un ser “extraño” el cual pre tende alterar la paz o los modos de vida de una comunidad.

Este argumento aunado a la supuesta y errónea concepción de que la llegada de este mismo “extraño” pudiera quitar le los privilegios como son los espacios laborales o la riqueza a personas locales, son ideas que lamentablemente son replicadas por muchos individuos diariamente. Según una encuesta que leí en “El Financiero” existen cada vez más mexicanos que rechazan la entrada de migrantes centroamericanos a nuestro país.

El 63 por ciento de las personas consultadas mencionó que el gobierno debe cerrar la frontera para que no entren más migrantes, mientras que el 35 por ciento dijo que el gobierno debe apoyarles en su pase por el territorio nacio nal. (“El Financiero”, 2019)

—Comprendo, abuelo. Y concluyo que lo que le sucede a Mario en el salón es un trato totalmente injusto. Desde que llegó se presentó muy amable frente a los demás. Fue tan buena onda y cortés que le cedí un espacio en mi mesa. Es lamentable que la situación de Mario se presente, como tú mencionas, en escalas internacionales, nacionales y loca les.

—Qué bueno que llegaste a esa conclusión, nieta querida. El acto xenofóbico o el discurso etnocentrista carecen de fundamentos para que sean promovidos por cualquier persona, ya sea líder político o ciudadano. Ningún estado de la república o país se desarrolla completamente aislado de otro, por lo que promover este discurso es completamente discriminatorio y va en contra de los derechos humanos. Te pido que lo que platicamos lo promuevas durante la clase con tus compañeros y maestros.

Es necesario que estas actitudes ya normalizadas en la sociedad sean eliminadas y que mejor que desde las aulas en donde se promueve el conocimiento.

El etnocentrismo y la xenofobia son los muros imaginarios promovidos por intolerancia los cuales no nos dejan ver más allá de nuestra propia cabeza.— (Publicado también en Diario de Yucatán-Mérida, Yucatán)

ernesto.guerramx@gmail.com

Dejanos tus comentarios. Tu opinion es muy importante