Lucha Sin Frutos en el Poder Judicial del Estado: Trabajadores No Obtienen Bono Solicitado

Hace casi 5 años que se inició en el Poder Judicial de Yucatán, una lucha justa por recuperar una prestación importante para sus trabajadores con la que desde hace 22 años cuentan en compensación a su trabajo extraordinario.

En el 2016, se iniciaron pláticas con el entonces Magistrado Presidente y Presidente del Consejo de la Judicatura para que de manera conjunta se recupere una prestación que originalmente contó con 40 días de bono, y que drásticamente se redujo a tan solo seis días en ese mismo año 2016.

Con base a esto, en el 2017 un grupo denominado «Movimiento de los Trabajadores del Poder Judicial del Estado», dirigido por el Lic. Renan Marcelino Puc Chi, y que ahora es el Secretario General del SUTPAMPJY, «logró una estabilidad en el bono» con 10, 11 y 12 días, respectivamente. Sin embargo, en este año 2020 nuevamente se vio reducido drásticamente dicho bono a 5, 6 y 7,respectiva mente, violándose el convenio o pacto que se realizó en el 2017, con él aquel entonces Magistrado Presidente, el cual se debió haber firmado, algo que se le olvidó al actual Secretario Sindical, que teniendo sus maestrías, cursos y especialidades, no aprendió que las palabras se las lleva el viento y que los convenios se firman antes de considerarlo como un «logro».

En este año 2020, a causa de la reducción del bono, el 30 de noviembre por indicaciones del actual líder sindical, se realizaron diversos paros por parte de los Trabajadores del Poder Judicial del Estado de Yucatán, luchas que fueron infructuosas ya que no se consiguió absolutamente nada y teniendo el Secretario Sindical todas las herramientas para convocar a huelga, no lo hizo por no convenirle a sus intereses.

A Renán Puc parece no importarle realizar esta lucha, pues actualmente debería tener la categoría de Técnico Judicial Encargado de Actas, pero gracias a un amparo que ganó cuando era dirigente del referido movimiento de trabajadores, se le equiparó su puesto a un Coordinador de Sala pero como no tiene la Carrera Judicial, el Consejo inventó un nuevo puesto y actualmente tiene la categoría de Administrador B, cabe señalar que es el único que tiene esa categoría que no existe en la Carrera Judicial.

         

Actualmente devenga un sueldo equiparable al de un Secretario de Estudio y Cuenta o Secretario Proyectista, el cual es del doble de lo que debería obtener y sin contar con la Carrera Judicial y por eso, al actual Secretario la lucha por el bono no le interesa.

El Secretario está obteniendo ingresos en un puesto que ni ejerce ni le corresponde, advirtiéndose claramente que a él sólo le importa velar por sus intereses personales y no por los de sus agremiados y con el temor de perder ese sueldo, no tuvo el valor de convocar a huelga.

Además, por cobro de cuotas sindicales, se embolsa cerca de medio millón de pesos al año, lo que seguramente considera su propio Bono de fin de Año.

Dejanos tus comentarios. Tu opinion es muy importante