IESSH Sugiere 5 trucos de orden para mejorar la vida en casa

Ya que tener buenos hábitos de higiene es vital para combatir la propagación del Covid-19, se hace imprescindible que las tácticas de limpieza dentro y fuera del hogar sean más efectivas y se lleven a cabo como parte de una cultura de limpieza permanente, sugiere IESSH, empresa dedicada a la comercialización de productos y servicios para la sanitización de los domicilios y empresas.

Y qué mejor momento para comenzar que esta época de confinamiento, en que toda la familia puede comenzar a hacerse responsable de una o varias labores, en lugar de que se concentren solo en las mujeres, como reveló un Estudio Global sobre Cuidado del Hogar de Nielsen, en donde 43% de los encuestados latinoamericanos afirmaron que ellas son las que más limpian la casa.

(El producto desinfecta a través de Micro partículas transportadas en humo y se liberan mediante combustión controlada )

Insumos y Equipos de Salud, Seguridad e Higiene (IESSH) te invita a implementar estos sencillos trucos para que las labores no sean ejecutadas por una sola persona, no se tornen tediosas, ni terminen con la energía de quienes las lleven a cabo:

1.- Define las MIA ( Most Important Areas/ AREAS MAS IMPORTANTES)

Enlístalas con base en el nivel de frecuencia de uso, definiendo que tan seguido y en que proporción se ensucian. Por ejemplo, en la cocina, los aparatos más usados son estufas y refrigeradores, por lo tanto, son fuentes comunes de acumulación de residuos de alimentos.

Otras áreas concurridas de la casa y por lo mismo, proclives a ensuciarse seguido, son la sala y el baño. El objetivo de determinar las MIA es programarse para llevar a cabo la limpieza de cada una, con intervalos de tiempo razonables, para que cueste cada vez menos trabajo limpiarlas.

Lo recomendable es marcar en un calendario o establecer una alerta en el celular, para que recuerde al miembro de la familia a cargo, de que se aproxima la sesión. Pueden turnar la actividad o bien, asignarla de manera permanente. Con este método, el esfuerzo y grado de dificultad para el o la responsable, será menor.

2.- Deshazte de objetos que ya no utilicen

Esto incluye muebles, electrodomésticos o aparatos diversos. Si aún funcionan, pónganlos a la venta a precios razonables en Internet, si no, infórmense en páginas de organizaciones ecológicas sobre a dónde llevarlos.

Sacar cosas que ya no se utilizan o sirven, abarca la verificación de la caducidad en alimentos de la despensa, para evitar ingerirlos y adquirir enfermedades como gastroenteritis. También revisen en el botiquín, pues los medicamentos podrían generar alguna intoxicación.

En el caso de alimentos hay que tirar el contenido al alcantarillado o en el lavabo; las medicinas deben llevarse a las farmacias cercanas a casa, en donde hay un contenedor especial para esa clase de desechos, pregunten por ellos.

3.- Ordena y clasifica los objetos

Cada espacio de la casa es un pequeño universo que funciona con artículos específicos que no deben salir de ese perímetro para evitar perderlos, cuando más se necesitan.

En este truco de orden y limpieza facilita el hábito de regresar las cosas a su lugar después de usarlas. Saquen con periodicidad el papeleo innecesario (diarios, revistas, libretas y recibos o facturas), para llevarlo a centros de reciclado.

(Sanitizante en spray de superficies a base de sales de amonio cuaternarias.)

4.- Emplea el sentido del reloj

Un infalible truco que te permitirá el aseo en todos los sitios: empieza recogiendo y limpiando por la puerta de cualquier estancia y continúa en sentido de las manecillas del reloj, hasta acabar en donde empezaste (la puerta). Así, no habrá ningún rincón sin limpiar u organizar.

Empleen este método a diario, cada miembro de la familia (en sus respectivas habitaciones) y túrnense para los lugares comunes. El objetivo de este truco es que de a poco, se vuelva una rutina.

5.- Intenten cambios y renovaciones

Con todo en orden y limpio, planteen dar un twist al hogar cambiando el sitio de algunos muebles, remodelando y enlistando aquello que está por llegar al límite de su vida útil o consume demasiada energía como hornos, lavadoras, lámparas, etc. Quizá hasta podrían animarse a renovar mobiliario interior o del jardín, así como objetos decorativos.

Y si les queda tiempo, no descarten organizar cada clóset, para reunir ropa o calzado en buen estado que ya no utilicen y donarlo a alguna asociación. De este modo, no solo tú y tu familia mejoran su vida en casa, también benefician a personas que lo requieran.

Dejanos tus comentarios. Tu opinion es muy importante