Habilidades Directivas

– Mtro. Guillermo Fournier Ramos

Dirigir un equipo de trabajo requiere del desarrollo de cualidades que hacen posible la correcta gestión del talento y la colaboración adecuada del personal a cargo.

Parece que se ha superado el debate sobre si el liderazgo es innato o exige de un proceso formativo ad hoc. Lo cierto es que los líderes deben prestar atención a ciertas habilidades que sólo se fortalecen con experiencia constante.

La persona al mando no debe perder de vista que los equipos de trabajo se conforman por seres humanos con aspi raciones legítimas, perfiles diversos y formas divergentes de responder ante conflictos. El líder debe conocer a su per sonal y ser percibido como cercano, para motivar y maximizar el desempeño.

Quien se encuentra en una posición de mando y demuestra auténtico interés por su equipo de trabajo, tendrá resul tados palpables. Un líder comprometido buscará que cada miembro de la estructura orgánica disponga de las herra mientas indispensables para cumplir con las tareas que le corresponden.

Un buen jefe aprende a conocer su contexto, procurando integrar a su área; la sensibilidad humana que demanda es te menester consiste en identificar las emociones, reacciones y puntos de vista del personal a su cargo.

La pluralidad dentro del equipo de trabajo no debe ser considerada como una debilidad sino encausarla inteligente mente hacia una ventaja extraordinaria. En un grupo de colaboradores dinámico y eficiente, hay una cabal distribu ción de asignaturas y roles, según las diferentes cualidades de cada uno.

En la vida como en lo profesional, la sana convivencia no radica en la ausencia de conflicto, sino en cómo dirimirlo pacíficamente. Las diferencias en un equipo se suscitan frecuentemente, pero el jefe experimentado tendrá la habi lidad de analizarlas con objetividad y plantear soluciones viables, para que se comprenda la necesidad de recordar la misión y visión de la empresa o institución.

En síntesis, el mundo profesional precisa de liderazgos con perfil humanista, cimentados en principios y valores sóli dos, que inspiren al personal a imitar sus acciones y refuerce en ellos el sentido de pertenencia hacia la organización.

Dejanos tus comentarios. Tu opinion es muy importante