Explota el potencial de una Pantalla y Televisiones Inteligentes

  • Determinar para qué necesitas una pantalla o Smart TV ayudará a realizar una compra inteligente.

Ciudad de México, 17 de marzo de 2020.- Elegir los televisores con base a la marca y pulgadas es cosa del pasado. Hoy es preciso delimitar si queremos una pantalla LED, LCD, de plasma o una Smart Tv, pero ¿Conoces realmente cuáles son las diferencias y ventajas que ofrece cada uno de estos artefactos?

Saber para qué sirven hará que aproveches al máximo tu inversión y que lleves a otro nivel tu experiencia al entretenerte. Así que pon atención a las siguientes especificaciones para diferenciar cada aparato y tómalas en cuenta para pedir lo que realmente quieres y necesitas, pues tienen un precio considerable. La tienda minorista Coppel.com te ayuda a identificarlos:

1.- Determina primero para quién va a ser la compra. Si buscas una tv para la habitación de entretenimiento de tus pequeños, lo ideal es una pantalla con definición y potencia suficientes para captar las señales de tv o bien, reproducir películas con buena nitidez.

¿Por qué no una Smart Tv?  Porque al conectarse a Internet, perderías el control de lo que tus pequeños están mirando, pues pondrías ante sus ojos contenido inapropiado para sus edades o sensibilidad.

Pantallas LCD. Su funcionamiento se basa en tubos fluorescentes de cátodo frío situada en la parte trasera del aparato y que retroilumina pixeles para proyectar las imágenes en la parte frontal o pantalla hecha de cristal líquido, tiene diversas entradas de video.

Aunque emiten menos calor, su consumo de energía es considerable, pero son más accesibles en precios y tienen larga vida.

Pantallas Light Emitting Diodo (LED).

Estos Diodos Emisores de Luz tienen diferentes capas dentro de sí, pero la última de ellas cambia el líquido fluorescente, (producto de la energía eléctrica), por diodos que emiten luz. Otras capas que contienen estas pantallas son la de luz posterior, filtro polarizado o Cristal Líquido, filtro y Cristal Superficial, entre otras, que se ordenan desde la parte posterior de la pantalla, hasta el cristal frontal.

Brindan un excelente brillo, son muy duraderas y la amplia gama de colores permiten mejorar la calidad de la imagen, pero consumen más energía y siguen siendo robustas.

Pantallas de Plasma. Su mecanismo se basa en cristales que contienen celdas y estas a su vez, gas neón y xenón. Cuando las celdas reciben energía eléctrica, se transforma en plasma y se forma la luz e imágenes. Son ideales para proyectar en lugares grandes, pues desde cualquier ángulo hay definición y calidad de imágenes, además de que reflejan fielmente cada color.

Sus desventajas: los cristales las hacen pesadas y aunque ha disminuido la frecuencia con que se quemaban o fundían, el problema puede persistir.

2.- Pregúntate para qué lo quieres. Si el televisor a comprar sea para un adulto, las cosas cambian, pues sus necesidades de interacción con el aparato pueden ir más allá del mero entretenimiento y en ese caso, la conectividad de una Smart Tv es ideal para cuestiones profesionales por permitir el trabajo remoto, videollamadas, capacidad para proyectar/ compartir pantalla y presentaciones en tiempo real.

Una televisión inteligente en tal caso es ideal, porque a diferencia de una pantalla, la primera está dotada con un sistema operativo que permite usar aplicaciones, además de solo conectarse a internet.

Las Apps. Las Smart Tv ya cuentan con algunas aplicaciones con las que se puede acceder a contenidos almacenados en otros disposi tivos como Laptops y teléfonos inteligentes, pero además es posible que brinden servicios de vídeo bajo demanda, música online y hasta redes sociales. Este tipo de cualidades no las brinda una pantalla.

Ahora que conoces las diferencias, plantéate qué es lo que más conviene a tu familia y bolsillo, en cuanto a dispositivos de tv.

INFORMACION PROPORCIONADA POR COPPEL TIENDAS.

Dejanos tus comentarios. Tu opinion es muy importante