Enfermo de poder Joaquín Salinas Díaz busca a toda costa servirse o desprestigiar RSP Yucatán

Por Karla Sanchez

Desde el inicio de la asociación civil hace 3 años próximamente Joaquín salinas participó en las actividades solo con el afán de servirse del pueblo, «político» que ha vivido del erario público por años, pretendía continuar con su modus Vivendi hasta q las cosas cambiaron para bien en la asociación la cual está a días de recibir su registro como partido político gracias al buen manejo y cumplimiento con el que se han caracterizado en el último año.

Se sabe que Salinas Diaz literalmente enterró en Yucatán al Partido Socialdemócrata con un adeudo de casi 400 mil pesos en multas impuestas por diversas acciones irregulares precisamente en los gastos, la última incursión del PSD en las urnas fue en el 2012 donde mordió el polvo al no conseguir ni el mínimo de votos para conservar su registro.

Tras sus fechorías, pese a ser Uno de los “viejos” dirigentes de RSP A.C Joaquín Salinas Díaz quien vio en RSP la posibilidad de mantener su estatus de dirigente, y continuar con sus malos manejos, pero sus antecedentes del paso por el Partido Socialdemócrata (PSD) y la ciudadanía de Yucatán que no olvida le juegan en contra, y abre los ojos de las autoridades de la asociación.

Actualmente se sabe que Salinas Díaz está vendiendo tramos para servicios o mano de obra u obra para el tren maya con CATEM, el no pertenece al sindicato pero intenta «negociar» pese a que la agrupación además se quedó sin tramo.

Además de que es por todos conocido la distribución oficial del gobierno federal de cada tramo del Tren Maya, pues el tramo 1 le pertenece a el consorcio Mota-Engil México SAPI de C.V. en convenio con China Communications Construction Company LTD, Grupo Cosh S.A. de C.V. Eyasa S. de R.L de C.V y Gavil Ingeniería S.A; El segundo tramo le pertenece a Operadora CICSA S.A. de C.V. en convenio de asociación con FCC Construcción S.A; el 3 y 4 tramo lo realizará Construcciones Urales, S.A. de C.V en convenio de asociación con GAMI Ingeniería e Instalaciones, S.A. de C.V. y AZVI, S.A.U. y Ingenieros Civiles Asociados (ICA), compañía concesionaria de la carretera Mérida-Cancún respectivamente; el quinto tramo aún está por definirse el próximo 8 de septiembre y los últimos tramos el 6 y el 7 el gobierno federal decidió sin licitación abierta que la construcción la realizará SEDENA, por lo que las «negociaciones» que intenta hacer este sujeto (Salinas Díaz) para engañar a quien se deje con esta mentira de asignar tramos del Tren Maya es en su desesperación de continuar lucrando con el «poder» dentro de puesto público.

Acostumbrado a vender lugares y inclusive es conocido por vender la estructura de último momento, chalán del viejo pri, está cobrando por colocar personas en RSP ofreciendo acuerdos cuando hasta donde se sabe las máximas figuras son otros que si están trabajando bien y por la población, como es el caso de Tuffy Mafud que con el aval del dirigente nacional José Fernando González Sánchez, Tuffy Mafud no solo trabajó a fondo en la celebración de la 18 asamblea nacional de Yucatán, sino que tuvo que lidiar con el boicot de quienes se sentían “líderes” por derecho de antigüedad y entregando buenos resultados.

En su desesperación Salinas comenzó a meter su cuchara en otros estado para ver si lograba hacer algo y quedar dentro aunque no fuera en Yucatán, por lo que propuso a Leandro espinosa en Campeche cuando en realidad va otra mujer Tania Fernández, quién es comisionada nacional por Campeche, con esto intento «negociar» la estructura petrolera ofreciendo a Víctor Kirney que está bajo investigación y aparentemente ya perdió el sindicato.

Por último en sus patadas de ahogado, Salinas Díaz está emberrinchado en meter a Marcos Rafael Valdez cómo candidato cuando de entrada ya ha perdido, por lo que La participación de Joaquín Salinas con otros partidos es evidente queriendo reciclar candidatos desechos he indeseables en Yucatán para continuar con sus fechorías.

Darle cancha Salinas Díaz o que figure al menos como militante en RSP es condenar al naciente próximo partido al deterioro y la mala fama. Bien haría la dirigencia nacional cortar de tajo la vinculación con este ex dirigente, tal como lo ha hecho ya con otros que en el camino quisieron boicotear a RSP en su momento.

Dejanos tus comentarios. Tu opinion es muy importante